COMO PODEMOS FACILITAR EL APRENDIZAJE DEL PENSAMIENTO MATEMATICO EN NIÑOS DE INICIAL PDF

Share Button



El trabajo con lápiz y papel es posterior. E n el nivel de
Educ ación Inicial los niños nec es i tan trabajar con su
cuerpo y con material concreto mediante el juego.
No es neces ario ins istir en q ue los niños dibujen los
números que son símbolos abstractos q ue no tienen
significado para ellos.
La representación de los números se puede hacer con
punti tos como en el dado o con palotes.
OJO CON ESTE DATO:
El niño necesita que se le brinde oportunidades para aprender y para descubrir
aspectos cuantitativos y cualitativos de la realidad que le rodea. Nuestro
rol como docentes es crear condiciones y situaciones para que los niños
puedan explorar, jugar, experimentar, y de esa manera, ir desarrollando su
pensamiento matemático.
Existen variadas estrategias que podemos usar para promover el logro de las
competencias y capacidades matemáticas.
Observar y explorar los objetos del entorno verbalizando sus características.
Vivenciar mediante movimientos con su cuerpo el desarrollo de nociones
matemáticas: número, comparación, correspondencia, seriación, relación,
secuencia, etc.
Manipular diferentes objetos para comparar, clasificar y ordenar, establecer
correspondencias, etc.
Formar cantidades con material de su entorno, como bolitas, palitos,
bloques, etc.
Conocer los números de una manera divertida con la participación de sus
pares y la docente.
Representar sus pensamientos y su comprensión de las ideas matemáticas
mediante el material concreto, el lenguaje oral, el cuerpo, los gestos, dibujos
y símbolos inventados o convencionales, representaciones vivenciales y
simbólicas.
Resolver situaciones cotidianas apoyadas en el material concreto, vinculadas
a acciones de juntar, agregar y quitar.
podemos facilitar estos aprendizajes?
III. ¿CÓMO
TODOS PODEMOS APRENDER, NADIE SE QUEDA ATRÁS
3.1 Ejemplos de algunas estrategias
a) Jugar a formar cantidades con bolitas
Jugar a formar cantidades ubicando los objetos en distintas posiciones, ayuda a
comprender la noción de número. Se puede jugar con bolitas, chapitas y palitos.
Es decir, que seis bolitas seguirán siendo 6 bolitas en cualquier orden que se las
coloque.
b) Jugar a la ciudad divertida para contar2
Este juego consiste en un escenario interesante para trabajar problemas
sencillos con los números. Para jugar se necesita de un salón grande, como
una sala recreativa o un patio con sombra.
También se puede hacer un espacio en el salón, poniendo las mesas hacia
un lado para crear una ciudad con los números. La ciudad tiene un caminito
formado por tapetes con los números que se ajustan al rango numérico
correspondiente a cada edad. Del 1 al 3, para niños de 3 años; del 1 al 5, para
niños de 4 años, y del 1 al 10, para niños de 5 años. Los niños ingresan paso a
paso nombrando cada número. Unas veces pueden ingresar caminando en un
pie, otras saltando, o se puede hacer otra variación.
La ciudad tiene tantos personajes como números existen. Por ejemplo si la
ciudad va hasta el número 10, habrá 10 personajes, cada uno de los cuales es
un número del 1 al 10, y vive en una casa que tiene una forma particular y está
decorada según el nombre del número.
Diferentes formas
de representar el
número seis.
2 Adaptado del juego “Ven al país de los números”. “Kom mit ins zahlenland” de Gerhard Friedich Freiburg
(2004).
MOVILIZACIÓN NACIONAL POR LA MEJORA DE LOS APRENDIZAJES
¿Cuál es la forma que tiene cada casa?
El 1 vive en un círculo.
El 4 vive en una
casita con cuatro
lados.
El 7 vive en una
casita con siete
lados.
El 2 vive en una casita
con dos curvas.
El 5 vive en una
casita con cinco
lados.
El 8 vive en una
casita de ocho
lados.
El 3 vive en un casita
con tres lados.
El 6 vive en una
casita con seis
lados.
El 9 vive en una
casita de nueve
lados.
El 10 vive en una
casita de diez
lados.
TODOS PODEMOS APRENDER, NADIE SE QUEDA ATRÁS
Como se observa en el gráfico, cada casa tiene un número de lados que guarda
correspondencia con el número que representa. Por ejemplo, el número 3 vive
en una casa que tiene forma de triángulo porque tiene 3 lados.
Se debe adaptar el juego con el rango numérico que corresponde
a cada edad.
Con los niños de 3 años se jugará hasta el número 3; con los niños
de 4 años, hasta el número 5 y con los niños de 5 años hasta el
número 10.
Movilización Nacional por la Mejora de los Aprendizajes
¿Qué otras cosas hay en cada casa?
En cada casa hay una bandera con la cifra del número.
Cada casa tiene un cubo con la representación del número con bolitas.
Cada casa tiene el número de torres o latas correspondiente en cada lado.
En cada casa vive un personaje.
Cada número también puede tener su canción. Si tocamos flauta dulce,
quena o zampoña, podemos acompañar con ese instrumento mientras
cantamos una canción.
TODOS PODEMOS APRENDER, NADIE SE QUEDA ATRÁS
¿Qué juegos se pueden hacer en la ciudad divertida para contar?
Los niños son invitados a visitar las casas, según lo señale uno de los personajes.
Visitar las casas
Cuando ya conocen todas las casas, pueden lanzar los dados para decidir cuál
casa visitar. Si entran a la casita del número 4, observarán que tiene 4 puntos al
centro, 4 lados, 4 latas en las esquinas, un cubo y un banderín que representan
el número 4.
Resolver retos y desafíos en la casa que visitan
Las docentes les pueden plantear a los niños retos respecto al número 4.
Por ejemplo:
- ¿Quién puede nombrar algunos animales de 4 patas?
- ¿Quién puede nombrar 4 animales de 2 patas?
- ¿Quién puede nombrar cosas que tengan 4 patas?
El personaje que vive en la casa del número 3 habla con los niños y les
puede narrar una historia con una situación o problema que les sea familiar
a los niños, para que lo ayuden a solucionar. Los niños hacen preguntas
acerca de la historia de manera que se establece el diálogo sobre el tema
planteado y juntos resuelven la situación. Por ejemplo:
- El personaje les cuenta que María llevó 5 platanitos en la lonchera. En la
hora del refrigerio, ella se comió uno y al ver que su amiga Roxana, no
trajo lonchera le invitó uno.
- El personaje que vive en la casa les dice a los niños: “¡Yo también quiero
comer un platanito!, por eso quisiera saber ¿cuántos platanitos le
quedaron a María? Chicos: ¿cómo podríamos saberlo?”.
- El personaje les proporciona a los chicos tapitas, piedritas, chapas o
cualquier otro material que les permita resolver esta situación problemática.
- Los niños manipulan el material y descubren la cantidad que le quedó a
María, que coincide con el número del personaje de la casita el número 3.
- Finalmente, el personaje se alegra y exclama: “¡Ah! ¡Es el mismo número que
yo!”.
El personaje de cada casita de la ciudad divertida para contar podrá
enseñarles una rima, una adivinanza, una canción, un canticuento con el
número que le corresponde.
MOVILIZACIÓN NACIONAL POR LA MEJORA DE LOS APRENDIZAJES
Recordemos:
También pueden presentarse desafíos interesantes porque no todo es
armonía en la ciudad divertida para contar. Por ejemplo, hay un mago
travieso que se dedica a desordenar las casitas de los números. Un día toma
1 de las 4 latas del número 4 y la pasa a la casita 3. Ahora hay un problema,
¿cómo lo solucionamos? Otro día se lleva dos latas del 5 y las pasa al 4. No
podemos arreglar esto y hay que llamar a la abueltita para que nos ayude.
El mago y la abuelita, u otros personajes que podamos crear, son los que se
encargan de retar y ayudar a los niños a poner orden en la ciudad donde
cada número, finalmente, debe tener su casa ordenada y completa.
Armar la ciudad
Esta ciudad se arma y se desarma una vez a la semana para jugar en ella.
¿Será un problema armarla y desarmarla? Es parte del juego clasificar en cajas
todos los objetos y guardarlos cuidadosamente para jugar en otro momento.
Otros retos que se pueden plantear en los niños más grandes
Además, a los niños más grandes se les puede plantear mayores retos después
de haber recorrido la ciudad. Por ejemplo, se les puede entregar un mapa en
donde están representadas las casitas, y observando el mapa ayudarán a la
docente a armar la ciudad. Después de usar e interpretar el mapa varias veces,
ellos podrán representar la ciudad en un papelote. Esa tarea es todo un reto;
pero, una vez que lo logren, serán capaces de representar otros escenarios que
visiten, como un zoológico, un parque de juegos o una fábrica.
Al finalizar c ada sesión de juego, podemos pedirles a los niños que
expresen co n sus propias palabras las actividades que reali zaron,
las que más les gustaron y las q ue fueron difíciles de enfrentar.
La abuela u otro personaje creado pued e ayudarlos a hacer una
lista de las cos as q ue aprendieron.
Se debe escoger el
rango que corresponde
a cada edad y adaptar
las preguntas de acuerdo
con el contexto.
TODOS PODEMOS APRENDER, NADIE SE QUEDA ATRÁS
3.2 Resolución de situaciones problemáticas
desde Educación Inicial
a. ¿Qué es una situación problemática cotidiana?
Es una situación nueva para el niño, en la que no se conoce de antemano la
forma de resolverla. Esta novedad surge dentro de una actividad cotidiana
en el aula que motiva a los niños a querer pensar y explorar; en ese proceso,
establece relaciones que permiten encontrar una solución validando las
estrategias empleadas.
Igualmente, se pueden plantear situaciones problemáticas relacionándolas
con situaciones de su entorno. Esto permite compartir las ideas de sus pares,
conocer perspectivas y estrategias alternativas de solución, porque no todos
pensamos de la misma manera.
La comunicación forma parte intrínseca de toda resolución de situaciones
problemáticas cotidianas, porque los niños expresan lo que comprenden
de diversas manera (oralmente, corporalmente con gestos y mediante
representaciones con objetos, dibujos y símbolos no convencionales); además,
plantean sus dudas y argumentan, en su nivel, los procedimientos seguidos
hasta llegar a la propuesta de solución.
b. ¿Cómo podemos ayudar a los niños a resolver estas situaciones
problemáticas cotidianas?
Para resolverlas con éxito, debemos trabajar, todo el tiempo que sea necesario,
en la comprensión de la situación, antes que apresurarnos en encontrar la
respuesta.
Por eso, es necesario:
Dar tiempo para experimentar y explorar los objetos.
Dejar a los niños pensar y hacer por sí mismos.
No obligarlos a hacer propuestas que no sean interesantes y significativas para ellos.
Evitar plantearles situaciones excesivamente largas, que les puedan cansar.
Promover la iniciativa y curiosidad de los niños.
Observar lo que hacen los niños e intervenir solamente en determinados
momentos de su actividad, con preguntas que les ayuden a encontrar las
respuestas.
Propiciar la representación de la situación con el material concreto y por
medio de gráficos.
Potenciar la reflexión con preguntas pertinentes.
Promover la perseverancia frente a la búsqueda de una solución.
Alentar los esfuerzos que realiza cada uno de los niños.
Movilización Nacional por la Mejora de los Aprendizajes
¿Qué capacidades cognitivas se requieren movilizar?
Desde el momento en que se genera el conflicto hasta su resolución, se requiere
la movilización de capacidades cognitivas como comparar, analizar, explicar,
relacionar, entre otras. No se trata de resolver problemas cotidianos al azar o
adivinando, ni de utilizar recetas o métodos rígidos para aprender a resolverlas
de manera mecánica.
Por ejemplo, como podemos ver en el fascículo donde se desarrolla el proyecto
“Organizamos nuestra aula”, a partir de una situación cotidiana, la docente
Leticia propone que cada pareja de niños coloque su caja en el lugar que
considere conveniente. Leticia camina por el salón y les pregunta a los niños por
las razones de su elección.
- Leticia: María y Juan, ¿por qué pusieron los colores acá?
- María: Porque está cerca de la mesa para pintar.
- Leticia: Renato y Lucía, ¿por qué pusieron los bloques al lado de los libros?
- Renato y Lucía: Porque aquí hay sitio para armar.
- Leticia: Meche y Jose luís, veo que han puesto las maracas acá; pero Rafaela
y Camila pusieron las flautas en otro lugar.
- Leticia: … A ver niños, miren lo que está ocurriendo: Meche, José Luis, Rafaela
y Camila pusieron lo instrumentos musicales en lugares diferentes. ¿Qué va
a ocurrir si varios de ustedes quieren tocar instrumentos al mismo tiempo?,
¿qué podemos hacer?
- José Luis: Hay que ponerlos juntos, donde los pusimos nosotros.
- Rafaela: No, porque nuestra caja es más grande y entran todos los
instrumentos.
- Leticia: Los voy a ayudar… Los instrumentos musicales deben estar lejos de la
biblioteca porque cuando tocan un instrumento, la música puede interrumpir
a los compañeros que están leyendo allí. Entonces, ¿cuál creen que es el
mejor sitio para poner los instrumentos?, ¿cerca o lejos de la biblioteca?
- Camila: Pongámoslo donde está Meche porque está más lejos.
- Leticia: Muy bien, Camila, entonces vayan para allá y colóquenlos sobre el
estante.
La situación problemática ha sido resuelta por los niños con la intervención
pertinente de su docente, quien acompaña en todo momento la búsqueda de
la solución.
TODOS PODEMOS APRENDER, NADIE SE QUEDA ATRÁS
El lenguaje matemático
surge naturalmente
en el desarrollo de la
actividad. Cuando los
niños dicen: “Hay muchas
tacitas…”. “Hemos
ordenado los cuentos de
grande a pequeño….”.
Situación 1
Es muy importante en
los niños desarrollar
la percepción ya
que es la base para
realizar comparaciones
mediante la
identifi cación de las
características de los
objetos.
3.3 Ejemplos de situaciones de aprendizaje
con respecto a número y operaciones, cambio
y relaciones
La situación se desarrolla en el marco del proyecto: “Organicemos nuestra aula”.
La docente Leticia les propone a los niños ordenar los materiales del aula, a partir
de los cuales movilizarán sus capacidades para ordenar, clasificar, establecer
relaciones, hacer correspondencia, usar cuantificadores.
Leticia: Chicos, nuestra aula está llena de cajas. ¿Qué podemos hacer para
arreglarla?
Claudia: Profesora, ¿y si abrimos las cajas para ver lo que hay?
Leticia: Bien, chicos, a cada grupo le daré una caja y ustedes me van decir qué
es lo que encuentran…
(La docente se pasea por las mesas preguntando lo que han encontrado).
Diego: ¡Mira, Mónica! ¡Aquí hay muchas tacitas y ahí pocos platitos!
Rafaela: ¡Mira, aquí está la tetera y dos ollitas!
Camila: Profesora, aquí tengo unos animalitos de colores.
José: Yo encontré unas almohaditas y tiras de colores.
Leticia: Chicos, ahora vamos a organizarnos en grupo y a colocar cada juguete
en su lugar.